Asilo, Terror, y el Futuro

Asilo, Terror, y el Futuro

Asilo, Terror, y El Futuro

El problema está en las realidades que nos ocultan. Siempre ha sido así… Al final, es nuestro gobierno, y la tortura está siendo usada en nuestros nombres y se financia con nuestros impuestos. Somos responsables.

El siguiente kit de herramiantos educacionales estan basados en el video podcast hechos por documentalista y productora de videos Anne Lewis.

Este kit incluye 6 videos, enlaces a la version unicamente de audio, y las transcripciones links to the audio-only version, and transcripts in English and Spanish. 

Este serie explora la diaspora de los Centro Americanos y el crisis humanitário desenvolviendose en la frontera de EEUU/Mexico. Este série esta basada en las historias de los casos de Jennifer Harbury. 

Click here for English.

Descarga & Aprende

Descarga transcripcion del serie en PDF

Episódio 1: Solicitud de Asilo

El problema está en las realidades que nos ocultan. Siempre ha sido así… Al final, es nuestro gobierno, y la tortura está siendo usada en nuestros nombres y se financia con nuestros impuestos. Somos responsables.

El esposo de Jennifer, Efraín Barnaca Velásquez, un luchador de la resistencia maya, “desapareció” en marzo de 1992. Fue torturado durante dos años y medio y asesinado por miembros del ejército guatemalteco entrenados por la CIA y entrenados en la Escuela de las Américas. Jennifer expuso a los torturadores de su esposo al mundo y luego escribió sobre eso.

Jennifer, que ha vivido y trabajado en Weslaco, Texas, casi veinte años todavía dice la verdad por conocimiento directo. Cuando mira la brutalidad que empuja a la gente de Guatemala y otros países centroamericanos a estrellarse contra nuestra frontera sur, habla con la intensidad de alguien que puede vivir con el horror de las uñas de un bebé arrancadas ¬ aunque hace muchos años ¬ y saber profundamente por qué la gente huye de ese terror en estos días. Los torturadores de su esposo se quitaron sus uniformes militares y continuaron como narcotraficantes de alto nivel aterrorizando a los civiles, protegidos por la CIA que estaban preocupados por lo que podrían decir sobre nosotros.

Jennifer fue responsable de llevar esa cinta de bebés llorando a Pro Publica.

Link: https://www.propublica.org/article/children-separated-from-parents-border-patrol-cbp-trump-immigration-policy

Matthew Gossage, Laura Varela y yo fuimos con mujeres de Angry Abuelas y Tias del Valle del Río Grande a través del puente en Matamoros. No pudimos pasar a Reynosa. Era demasiado peligroso ir allí. A menudo me pregunto cómo debe ser la vida para todas las personas atrapadas allí si tenemos miedo de ir incluso por unas pocas horas.

¿Y qué vimos al otro lado del puente en Matamoros? Calcetines para niños que se secan en una cerca, alambre de púas en la parte superior; un gato medio adulto que duerme en una caja, que no responde y tal vez muere; gente agotada en carpas, esperando, que había estado esperando durante meses.

También estaban esas cosas que no filmamos.

Una niña pequeña con una sonrisa que estiraba su rostro, no podía dejar de abrazar a Laura, no podía apartar las manos del micrófono que sostenía. Laura se preguntó cómo podía confiar en extraños como nosotros y pensó que debieron ser los voluntarios quienes le dieron agua y naranjas.

Un joven vino hacia nosotros al borde del puente, hermoso, casi cayendo por el cansancio, tratando de sonreír al saludar. Desde Camerún, solo hablaba francés. Había estado en las calles de Matamoros durante 3 semanas, rechazado por los refugios porque era negro. Se subió las mangas y nos mostró cicatrices. Parecía que un machete le había cortado los brazos. Cuando mires nuestro trabajo, tú, el espectador, tendrás que perdonar nuestras deficiencias. Necesitaríamos un trípode y lentes anchas. Necesitaríamos la resistencia y el compromiso de alguien como Jennifer. Necesitaríamos una intuición mucho mayor sobre lo que se debe contar.

Mire estas piezas como fragmentos de comprensión a través de los ojos de Jennifer, historias de personas que conoció en las situaciones más duras y encarceladas, en las manos de nuestro gobierno (y nuestras). Mire la actualidad como fragmentos de una crisis humanitaria que ha hecho nuestro país. Intenta imaginar lo que hay que ver.

Aquí hay un enlace a la primera de seis transmisiones web cortas: https://vimeo.com/334318459

Nuestra mayor esperanza es que al perdonar nuestro material defectuoso, te des cuenta de que debes ser testigo de ti mismo. Quizás sea bueno que no sea arte; No está completo. Llénelo usted mismo, no con la culpa que se limita a una mirada interior, sino con la ira de la percepción que hace el cambio. Y ve allí para ver por ti mismo. Estas piezas cortas son, en el mejor de los casos, instantáneas de lo que está allí, a menos de 250 millas de distancia, y de lo que debe hacerse.

theragblog.com/anne-lewis-story-video-podcast-asylum-terror-and-the-future/

 

Jennifer Harbury [00:00:00] No puede solicitar asilo de otro país. Lo que dice el estatuto es que cruzas el puente internacional y allí, en la puerta donde todos los oficiales están tomando el pasaporte y el visado de la gente, dicen: “No tengo una visa. Estoy en peligro. Quiero pedir asilo.”

 [00:00:17] Cuando alguien dice que está en peligro, el oficial “deberá” (que significa “tiene que”) enviar a una persona para que sea procesada adecuadamente según nuestros procedimientos de asilo. Ellos consiguen una audiencia en la corte. Tiene que.

 [00:00:30] Entonces, ¿qué ha hecho Estados Unidos? Han bloqueado el acceso a antes de que las personas lleguen al puerto de entrada para preguntar.

 [00:00:50] Los oficiales mexicanos comenzaron a proteger la entrada al puente y exigieron los papeles de todos. Y para los centroamericanos si no tenían el papeleo correcto, o los africanos, si no tenían una visa completa o lo que fuera en México o los permisos de 30 días que no estaban permitidos en el puente. Y si algunos de ellos llegaron al punto medio, entonces los funcionarios de los Estados Unidos decían: “Siéntate y espera tu turno”, y los oficiales de inmigración mexicanos venían a buscarlos y los aprendían. Y eso es impactante. Hay un derecho internacional absoluto a pedir asilo. También existe el derecho de salir de cualquier país en cualquier momento que desee. Quiero decir que no les gusta retenerte. Así que todo eso fue totalmente ilegal.

[00:01:45] En 2017, justo después de la inauguración, tuvimos una mujer que había venido al norte de Guatemala con su hija de ocho años y habían sido empacadas en una camioneta. Y cuando se acercaron a Reynosa, fueron perseguidos por las pandillas que querían sequestrarlas. Y la camioneta se volcó y varias personas murieron. La niña fue aplastada. La madre tenía una pelvis aplastada y atravesó el parabrisas dejando una gran herida en la que casi fue decapitada. Ella vivio. Estuvo en el hospital durante bastante tiempo y luego, siendo una mujer fuerte y resistente, tomó su andador, fue al puente y se cruzó. Y dijeron: “No, ahora estamos un poco ocupados”. Tenían 10 personas en una sala de espera de 80 personas. Ya sabes, “Vuelve y vuelve otro día”. No hay fechas dadas.

 [00:02:30] Entonces, ella se fue cojeando hacia el otro lado del puente y, como no podía correr, la secuestraron en la parte delantera del puente, viniendo directamente de la cirugía. Ella estaba en un colchón sucio con otras 30 personas durante un par de meses. 

Su papá reunió el dinero. Luego nos cruzamos con ella y tuvimos una buena pelea con los oficiales de inmigración en ese entonces. Finalmente, logró pasar y fue retenida en el centro de detención de Port Isabel con tan mala atención médica que, después de un año, su fémur estaba tan infectado que ya no podía caminar. Estaba en una silla de ruedas y con dolores punzantes subiendo y bajando por su pierna. Casi se muere y es un milagro que no se haya perdido la pierna. Ella sobrevivió y mantuvo su pierna porque finalmente la dejaron salir en libertad condicional ya que no querían que ella muriera bajo custodia. En ese momento nos la devolvieron después de un año. La llevamos a California, donde un equipo de médicos le hizo tres cirugías de emergencia y la salvó. A pesar de la inmigración, estamos tirando la Estatua de la Libertad por la ventana aquí.

 [00:03:41] Esto fue en 2014. Doscientas mujeres y niños entraron al Parque Anzalduas y se entregaron a la Patrulla Fronteriza. Nos quedamos estupefactos y nos dijeron: “No podemos ir más y no hay nada por lo que regresar.” Tómenos. Queremos aplicar [para el asilo], no vamos a cruzar el desierto. Nuestros hijos no lo lograrán. Sólo llévenos “.

[00:04:02] Entonces, la hermana Norma nos llamó y dijo: “Traigan comida, traigan artículos de aseo, traigan ropa y ayuden en el refugio”. Así que incluso mis vecinos (que en realidad eran bastante conservadores) tomaron a sus dos niños pequeños y varias cajas de ropa y una canasta de picnic para llenar la comida extra y fueron allí y dijeron: “Yo y nuestros niños vamos a ofrecernos hoy como voluntarios para ayuda en el refugio porque queremos que nuestros hijos aprendan que es lo que haces cuando hay un problema. Hay madres y bebés allí. Ve allí y ayuda “. Quiero decir que no fue un problema para ellos.

 [00:04:34] En un momento vi a un periodista luego hablando con una de las madres con dos niños muy enfermos y preguntándole: “¿No sabían lo peligroso que sería el viaje?” Y ella era muy amable, simplemente sentía que era un poco tonto la pregunta. Y ella dijo: “Bueno, sí, sí, sabía que sería muy peligroso. Pero mataron a mi esposo y quemaron la casa. Así que tuve que hacerlo.” Le dijo solo para hacerle que él entienda.

 [00:04:59] Bueno, no trato con esto muy bien, me refiero a lo único que puedo hacer (como pueden notar) es solo enojarme más y más y más. Simplemente me mantengo muy ocupada trabajando en contra de esto. Y sabes que no tengo ninguna varita mágica que agitar para mejorar. Sólo seguir luchando. Sabes, al menos no vamos a decir “Oh, es un problema demasiado grande, solo voy a dejar que suceda.” Por eso estoy realmente orgulloso de tanta gente en el valle. Es una cultura muy internacional que no ha perdido la idea de que soy el guardián de mi hermano. Bueno, por supuesto! ¿Qué mas pensabas?

Episódio 2: Feliz cumpleaños 18

El sábado por la mañana, en la estación de autobuses de Greyhound en Harlingen, una venta en casa a una cuadra, y una mujer sin hogar camina en frente de un lado a otro delante de la estación. Llamadas de pájaros y edificio del Bank of America al fondo. Se nos dice que no podemos filmar dentro.

Este es uno de los lugares donde las familias se quedan después de la detención en las hieleras, si tienen familiares que las patrocinarán. Los voluntarios los recogen en las estaciones de autobuses a lo largo de la frontera, evalúan sus necesidades médicas, los cuidan en refugios, les brindan información sobre ayuda en el camino y los devuelven a la estación para su viaje al norte, al este y al oeste.

Esta mañana, Michael, un maestro de secundaria y voluntario de La Posada, trae a dos jóvenes de Guatemala a la estación. Han estado recluidos en un centro de detención de jóvenes de Southwest Keys en Brownsville junto con otros 1,400 jóvenes desde que cruzaron la frontera, uno desde octubre y el otro desde diciembre. Linda, una de las Tías enojadas y Abuelas del Valle del Río Grande, ve sus bolsas negras y las saluda “Feliz cumpleaños”.

Entrevistadora [00:00:20] Feliz cumpleaños? Si? 

Joven 1 [00:00:22] Si. 

Entrevistadora [00:00:23] Hoy o ayer? 

Joven 1 [00:00:24] Ayer. 

Entrevistadora [00:00:25] Dos idiomas? 

Joven 1 [00:00:26] Si. 

Entrevistadora [00:00:28] K’iche’?…O? 

Joven 1 [00:00:29] Q’ueqchi’. 

Entrevistadora [00:00:29] Q’ueqchí, ah. 

Entrevistadora [00:00:37] Estas son las bolsas que se les entregan en los centros de detención de niños.

Joven 1 [00:00:43] Yo soy de Guatemala. Y yo voy para Maryland. 

Joven 2 [00:00:48] Yo soy de Guatemala. Voy para Alabama. 

Traductora [00:00:49] Tiene gente allí en Alabama? 

Joven 2 [00:00:50] Si. 

Traductora [00:00:51] Ay que bueno. Gracias a Dios.  

Joven 1 [00:00:54] Aquí esta toda nuestra comida. 

Traductora [00:00:58] Ah, que bueno, que bueno

Joven 1 [00:01:02] Si, allí esta toda la ropa.

Traductora [00:01:05] Una chaqueta. Si, bueno … por el frio. Bueno, ya está en el frio.

Joven 1 [00:01:12] Es todo lo que traemos nomas.

Entrevistadora [00:01:16] Que centro?

Joven 1 [00:01:17] Casa Padre.

Entrevistadora [00:01:18] De Casa Padre? Muy muy grande. Cuantas personas?

Joven 1 [00:01:23] 1,400 personas.

Traductora [00:01:29] 1.400 niños.

Joven 1 [00:01:31] Nos sacan porque tenemos 18 años. Tengo 6 meses de estar aca.

Jennifer Harbury [00:01:43] Me sorprende que no lo hayan llevado a la cárcel. Eso es lo que han hecho con muchos de mis clientes. Dieciocho cumpleaños, 8 a.m., salen del hogar presos al centro de detención. Tan horrible. Así es como terminé con un niño de la calle en mi casa por un tiempo. Es como, nah, vamos hacer eso.

 [00:02:07] Eso hubiera sido ’08. El era hondureño. Las pandillas habían venido por él una vez y él dijo: “No, no trabajaré contigo”. Y luego vinieron por él otra vez. Habría tenido 15 o 16 años y dijo que no y lo atropellaron con su auto.

[00:02:20] Y se despertó unos días más tarde y su madre tomó todo el dinero que pudo encontrar (como 30 dólares) y dijo, “Corre.” Así corrió. Se subió a La Bestia después de ser atacado varias veces por soldados y robado en Guatemala y Salvador. Pero sobrevivió y se subió a La Bestia. Pero a lo largo de las pistas había trozos de pelo, trozos de cuerpos.

 [00:02:42] Quiero decir que fue simplemente horrible. Cuando llegó a la frontera. Saltó al río y podía nadar, pero en realidad casi se ahogó. Hizo un salto en la orilla con su trapeador de cabello oscuro y rizado y la Patrulla Fronteriza vino y lo recogió. Él mismo se dijo, “Cómo supieron que yo no era…” y eso lo ofendió bastante. Pero terminó en un centro de ORR en Nixon, Texas, donde la iglesia y el departamento de bienestar infantil habían advertido al gobierno de los Estados Unidos una y otra vez que la administración no sabía nada sobre el cuidado de los niños, estaban violando todos los protocolos y que los niños estaban totalmente inseguros allí…y que deberían hacer algo de inmediato.

 [00:03:23] Y porque era muy barato y estaba cerca de la frontera y tenía muchas camas, no se hacía nada. Tuvimos una demanda de eso para 14 niños, incluida esta persona que fue abusada sexualmente por los guardias allí.

 [00:03:35] Lo pusieron en un hogar de acogida por un tiempo de ese refugio y el día que cumplió 18 años, su madre adoptiva dijo “Te voy a hacer un pastel.”

 [00:03:46] Así que ella estaba en la cocina mientras él se preparaba para la escuela. En cuanto hacía la mezcla de pastel y la inmigración apareció, lo arrestaron y se lo llevaron a un lugar para adultos.

[00:03:56] Y fui a verlo y él era un tipo de cinco pies en un centro de detención para adultos. Todo el mundo lo amaba. Sabes que es el niño más carismático que he conocido. Sara estaba cuidando de él, pero él está vestido con estos grandes monos largos de color naranja y me hablaba desde detrás de las ventanas de vidrio. Y le pregunté, “¿por qué no podía salir?” Y es porque no tenía un padrino.

 [00:04:17] Así que lo amadriné y estuvo conmigo unos cuatro o cinco meses. Tuvo pesadillas sobre el viaje en tren y la gente que se estaba cayendo y luego lo que sucedió en Nixon. Y recibió asilo, sorprendentemente. Pero él estaba muy quebrado. Le hiba muy bien por un tiempo, trabajaba y adoraba a los niños que tenía su hermana, él los cuidaba y lo hacía increíblemente bien. Luego estaría en la calle por un tiempo. Luego regresaba por un tiempo y luego estaba en las calles por un tiempo. Pero salía a las calles con demasiada frecuencia y morió de sobredosis. Lo extraño, era un gran niño. Fue un maravilloso y caloroso corazón, muy buen sabio joven viejo. Pero que así sea.

Episódio 3: Niños Llorando

“Tener hijos no le otorga inmunidad contra arrestos y procesamientos … Citaría al apóstol Pablo y su claro y sabio mandato en Romanos 13 de obedecer las leyes del gobierno porque Dios ha ordenado al gobierno para sus propósitos.” El fiscal general Jeff Sessions.

“Crear psicosis no es la cura.” Papa Francisco

Asylum, Terror, and the Future # 3 Crying Babies está basado en historias de casos de Jennifer Harbury

Es difícil imaginar que los niños pequeños sean arrebatados de sus padres. Trae consigo flashes de escenas del Holocausto o, más cerca de casa, subastas de esclavos y escuelas residenciales de indios americanos.

La “tolerancia cero” fue heredada de la administración de Bush, continuó a través de Obama con familias alojadas juntas en cárceles privadas. Se suspendió, al menos parcialmente, en T. Don Hutto bajo una fuerte protesta social liderada por Grassroots Leadership, pero la idea de castigar a los padres a través de la separación y las privaciones dirigidas a los niños sigue siendo parte de la política de inmigración. En abril de 2018, la Administración de Trump implementó específicamente la separación de los niños de sus padres en la frontera.

Como resultado, en seis semanas, miles de niños inmigrantes fueron separados de sus padres. El 15 de junio, la Oficina de Seguridad Nacional anunció una cifra de 1,995 durante ese corto período de tiempo. Esta cifra no incluía a las familias que utilizaron un cruce oficial, solicitaron asilo y luego se separaron.

El 18 de junio, mientras los reporteros esperaban a que el Secretario de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen les informara, escucharon una grabación de casi 7 minutos de niños llorando en detención tras ser separados de sus padres. Fue el momento de la verdad. Ya no pudieron separar su humanidad de la conveniencia y los argumentos de disuasión, le hicieron a Nielsen preguntas como: “¿Cómo puede esto no ser abuso infantil?” El 20 de junio de 2018, Trump se rindió, culpando a la política de los demócratas en el Congreso y las agencias. Intenté averiguar cómo reunir a las familias separadas. La nación trató de olvidar lo que habíamos hecho.

Este episodio incluye a Jennifer Harbury, que fue la primera en recibir la cinta y fue la responsable de que saliera. Los segmentos de la cinta se extraen del sitio de ProPublica; Ninguno tiene ninguna edición interna. https://www.propublica.org/article/children-separated-from-parents-border-patrol-cbp-trump-immigration-policy

Vemos familias de refugiados atrapadas en el lado de la frontera de Matamoros y escuchamos la descripción de Jennifer sobre las actitudes de los guardias fronterizos hacia una adolescente embarazada y enferma en el puente.

Desde el 7 de junio de 2019, más de 5,800 niños se encuentran recluidos en centros de detención de Texas. https://apps.texastribune.org/features/2018/texas-migrant-children-shelters/?_ga=2.155594875.1398881958.1560715006-1084828284.1557262719

Todavía no tenemos claro cuántos niños permanecen separados y las formas en que la política muta y continúa hasta el día de hoy.

Jennifer Harbury [00:00:00] Una agente de la Patrulla Fronteriza me dijo una vez: “Sólo voy a los niños y les doy una barra de chocolate, hablamos un rato y luego confían en mí”.

 [00:00:06] Estaba como, “Oh, por favor, estos niños han venido hasta el norte conociendo a alguien con cualquier uniforme con botas que les debe aterrorizar y huir de las armas. Un niño de 2 años lo sabe”.

Niño llorando [00:00:20] No quiero que lo paren. No quiero que lo deporten. 

Título [00:00:26] Esta cinta de audio fue entregada a Jennifer Harbury en junio de 2018.

Niño [00:00:34]¡Papi!

Título [00:00:36] Jennifer le dio el original a ProPublica.

Jennifer Harbury [00:00:41] No podemos entrar y no pueden llamar. Los médicos estaban siendo rechazados. El senador fue rechazado. Ellos sabían.

 [00:00:56] No lo cortes. No lo hagas No saques las voces de nadie. Solo prodúzcalo todo o seremos acusados ​​de manipularlo.

 [00:01:05] Así que es todo y lo que escuché eran niños pequeños que lloraban asustados y gritaban a mamá. Y uno de los niños que no hablaba mucho español simplemente decía: “Papi, oh Papi.” Papi .

Niño llorando 2 [00:01:24] Papá. Adiós.

Trabajadores [00:01:30] Trabajadores hablando de proveer comida. Niños llorando.

Jennifer Harbury [00:01:35] Una niña pequeña decía: “Tengo el número de mi tía. Su nombre es este y aquí está su número. Llámala de inmediato y dile que venga a buscarme, por favor”.

Niña [00:01:45] Quiero que venga mi Tia por mi. 

Patrulla Fronteriza [00:01:57] Ella te ayuda a llamar a tu Tia si tienes el número, para que puedas hablar con tu Tia. (Ella le ayudará a llamar a su tía si tiene el número, para que pueda hablar con tu Tía).

Niña [00:01:57] Yo tengo el número. 

Patrulla Fronteriza [00:01:57] Muy bien, pues ahorita ella te ayuda para que hables. 

Jennifer Harbury [00:02:02] A otro niño se le pregunta: “¿De dónde eres? Y él solo responde:” Guatemaaaa … ” y se echa a llorar.

Patrulla Fronteriza [00:02:09] ¿De en donde son? 

Niño 3 [00:02:13] El Salvador.

Patrulla Fronteriza [00:02:13] ¿Y tu? 

Niño 4 [00:02:13] Guatemalaaa (empieza a llorar.).

Jennifer Harbury [00:02:17] Cualquier ser humano está conectado si escuchamos a un niño pequeño pidiendo y pidiendo ayuda de esa manera. Sabemos la diferencia entre llorar porque estás enojado y llorando porque estás en peligro y aterrorizado y con dolor, ¿verdad? Y es simplemente imposible escuchar esa cinta. Simplemente no puedes soportarlo. Y es por eso que tuvo tanto impacto. Me refiero a que personas de todos los lados, incluidos muchos partidarios de Trump de otras redes religiosas, se indignaron con esa cinta y me alegro de que haya al menos un pequeño hilo de humanidad en nosotros.

 [00:02:53] En realidad, muchos de los guardias le decían cosas a diferentes abogados, amigos míos, como: “Lo peor en el mundo que se tiene que escuchar es a un niño de cinco años que le quitan a su madre”. Eso es simplemente horrible. Y alguien más dijo que no lo sé. Sabes que es como si hubieran empezado las separaciones hoy y los padres a los que tanto los niños como los padres gritaron desde las 8:00 a.m. hasta las 5:00 de la noche cuando me fui. Es simplemente insoportable allí. Así que a muchos de ellos no les gustó nada. Y estoy feliz de que no lo hicieron.

 [00:03:25] Vi una actitud mucho más dura por parte de la Patrulla Fronteriza y los funcionarios de aduanas cuando las personas se vieron obligadas a dormir en el puente en el calor sin comida, sin agua y sin baños durante semanas a la vez. Fue una actitud muy endurecida.

 [00:03:44] En un momento dado, una niña de 15 años estaba enferma. Ella había sido violada por una pandilla. Y su madre la estaba cuidando y muy molesta.

 [00:03:52] Así que yo estaba sentada alrededor, ellos estaban sentados a la misma distancia que ustedes de los guardias de patrulla fronteriza. Así que me acerqué y le dije: “¿Qué estás haciendo? Sabes que hay una joven que está embarazada y que va a terminar en un hospital donde debes dejarla entrar ahora mismo.” Y básicamente dicen: “No, todos esos padres son malos padres. ¿Por qué trajeron a sus hijos aquí?”

 [00:04:14] Y luego tuvimos una pequeña discusión sobre cómo ellos mismos, como oficiales de los Estados Unidos, no pueden pasar por Ray Nelson porque es demasiado peligroso. Y la niña embarazada ya la mañana siguiente se había ido. No la acogieron mientras yo estaba allí esa noche, pero la llevaron por la mañana.

[00:04:29] Porque estaba diciendo: “Si ella comienza a desangrarse en el puente o sufre una infección o lo que sea que eres, tú lo hiciste. No me importa. No quiero saber cómo fue su culpa y ellos y ellos simplemente decidieron que valía la pena y son estúpidos, ¿verdad? Lo estás haciendo. Ya sabes, vamos a hacerlo.”

 [00:04:45] [Niños llorando.]

Patrulla Fronteriza [00:04:52] Bueno, aquí tenemos una orquesta. (Aquí tenemos una orquesta.)

 [00:04:55] Lo que nos falta es un conductor.

La voz del hombre [00:05:06] ¡No llores! (¡No llores!)

 [00:05:10] Solíamos ser los mejores de todos los que saben, todos tuvieron tanto éxito y … Y aquí viene esta persona que dice que no es culpa nuestra, porque todas estas personas están sacando el pan de la boca a nuestros hijos. Sabes que tal vez ese imperio necesitaba fallar.

 [00:05:24] Tal vez fue un imperio malvado. Pero la pregunta es cómo reconstruirlo en un país que no sea un imperio que sea un buen país.

 [00:05:34] La destrucción del alma me asusta mucho peor, en realidad … que cualquier otra cosa.

Título [00:05:39] Agradecimiento especial para Angry Tias and Abuelas of the Rio Grande

equipo

director/editor   Anne Lewis, NABET CWA 6186

videografía   Matthew Gossage

entrevistas en español  Laura Varela

traducción  Iris Rodriguez, Xica Media

Episódio 4: ‘Hieleras’

“La hielera estaba helada. Hacía tanto frío que los labios de mi hijo comenzaron a agrietarse. Sus labios estaban tan agrietados que se rompieron y sus labios estaban sangrando “.

“Me retuvieron con una mujer que tuvo un bebé de 8 días. El bebé gritaba y lloraba porque hacía mucho frío. El pequeño bebé se vio obligado a acostarse en el piso de cemento porque no había camas. Todas las mujeres le rogaron a CBP que hiciera algo para ayudar a este bebé: darle una manta, darle a la madre lactante comida adicional o dejar que la madre del bebé sea procesada primero para que el bebé pueda irse, pero CBP se negó.”

Informe Especial, Consejo Americano de Inmigración diciembre 2015

https://www.americanimmigrationcouncil.org/sites/default/files/research/hieleras_iceboxes_in_the_rio_grande_valley_sector.pdf

Asilo, Terror y el futuro # 4 Hieleras basadas en historias de casos de Jennifer Harbury

Un caso de acción colectiva presentado en junio de 2015 alega que “las celdas se congelaban, estaban sobre capacidad y estaban sucios, en violación de la Constitución de los Estados Unidos y las políticas de sus propias agencias.” Las fotografías no selladas en 2016 siguen siendo algunas de las pocas piezas de documentación visual. https://splinternews.com/these-unsealed-photos-offer-rare-peek-inside-border-pa-1793857894

Este breve video contiene descripciones de las condiciones de Jennifer Harbury. Vemos refugiados en el puente en Matamoros, México. Usan ropa de abrigo a 90 grados de calor, sabiendo que están cerca de la cabecera de la línea y que serán llevados directamente a las hieleras. Una refugiada nota el sol y comparte su paraguas con un ayudante.

Las “hieleras” o las cámaras de hielo son celdas de detención frígidas, concretas, supuestamente a corto plazo, dirigidas por Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos. Sostienen hombres, mujeres y niños, incluso bebés. En estos días, todos los que se entregan a la patrulla fronteriza van directamente a las hieleras, incluidos los menores no acompañados. Los detenidos son despojados de ropa de abrigo y mantas; se les nega alimentos, agua, atención médica y artículos de higiene básica adecuados, como pañales y toallas sanitarias; y se mantiene en régimen de incomunicación durante días a la vez.

Ahora sabemos que cinco niños de Guatemala han muerto y debido a las condiciones en las hielaras este año. Hay mas. No sabemos sus nombres o de dónde eran. Carlos Hernández Vásquez, un joven de 16 años, fue encontrado muerto el 20 de mayo de 2019. Un video enviado a la familia muestra a Carlos saludable y saludando desde una balsa que cruza el Río Bravo unos días antes de que se lo descubriera en una celda de Aduanas y Protección Fronteriza de los EE. UU. en el sur de texas. En ese momento, una cepa virulenta de gripe estaba manifestando a través de la hielera de McAllen donde estaba detenido. https://twitter.com/TelemundoNews/status/1131153032253792256?ref_src=twsrc%5Etfw%7Ctwcamp%5EtwEst murió-nosotros-custodia-buscada-ayuda-hermano-n1008826 

Otros dos niños guatemaltecos, de siete y ocho años de edad, murieron bajo la custodia del CBP en diciembre y un niño de dos años que se enfermó mientras estaba bajo custodia murió en un hospital en mayo. Estas son “cajas negras.” No hay ninguna grabación dentro de ellas que no sean tomas proporcionadas por CBP. Las personas que brindan ayuda, refugio y acceso a tratamiento médico para familias liberadas de hieleras reportan un nivel de miseria humana que la mayoría de nosotros rara vez ve. Las condiciones descritas por los refugiados en las hieleras equivalen a tortura y abuso infantil.

Anne Lewis [00:00:01] La hielera.

Jennifer Harbury [00:00:01] La hielera.

Anne Lewis [00:00:04] ¿Quién inventó ese término?

Jennifer Harbury [00:00:05] Los migrantes lo hicieron porque para ellos era como estar en un refrigerador. Ha estado allí durante bastante tiempo, pero la gente no solía pasar tanto tiempo allí.  Y siempre fue abusivo, pero ahora es una locura.

 [00:00:34] Ellos mismos se entregan, sabes. O si cruzan el puente, finalmente van a la hielera con sus hijos. Todos ellos. Y la hielera, es como una caja de hielo, se llama así y es la primera parada mientras se revisan y se toman las decisiones a dónde van a ir, sabes, el centro de detención o qué.

 [00:00:54] Correcto. Y el aire acondicionado se arranca hacia arriba. Por eso se llama hielera o la caja de hielo y no pueden tolerarlo, pero se les quitan todas las cobijas, abrigos y suéteres. Están empacados. Tienen esas ridículas cobijas de mylar que no les dan calor en absoluto. Y debido a que todos están amontonados uno encima del otro, la gripe avanza a través de ellos. La varicela se cuela por el frío. Y porque son realmente niños pequeños y cosas con las que salen … no se enferman. Salen con (por nosotros) horribles enfermedades respiratorias, tos, neumonía, bronquitis, tipos de la gripe. Quiero decir que es simplemente terrible. Hambriento. Llorando.

 [00:01:48] Como sabes, la gente ha muerto y la gente está sufriendo la combinación de todas esas cosas juntas es solo para hacer que el nivel de miseria, dolor y sufrimiento sea tan alto. La esperanza de Trump es que la gente simplemente no seguirá viniendo. Lo que no entiende es que lo que están huyendo es aún peor. No tienen otra opción. No pueden sobrevivir en casa.

 [00:02:31] Escucho a la gente decir a menudo: “Bueno, ¿por qué no se quedan y obtienen su propio país y lo mejoran?” Todos lo han intentado y en Centroamérica solo ha habido un poco de interferencia por parte de Estados Unidos.

Anne Lewis [00:02:51] *** 

Jennifer Harbury [00:02:53] *** 

Anne Lewis [00:02:54] Sí, bien.

Jennifer Harbury [00:02:57] Quiero decir que… eso es obsceno.

Gladys [00:03:03] La verdad es que es difícil estar aquí arriba. Y ustedes ya han pasado tanto tiempo, ya tantos meses. Esperando Una que A que pasen. Y he tenido paciencia y he guardado lugar y todo eso. Pero bueno. Aqui nadamas hay que tener paciencia. Yo se que estan pasando cosas que no deben de pasar.

Jennifer Harbury [00:03:28] Sabían que iban a la hielera de inmediato y estaban tratando de vestirse para eso. Todos pasan por la hielera. Y todos dicen que es una pesadilla y es abusivo y todos dicen lo mismo. Fue horrible pero ya paso. Así que ahora se acabó y ahora vamos a lo siguiente, tenemos un viaje de 48 horas en un autobús a Minnesota. Lo haremos. Quiero decir que esta gente puede tomarlo. Y la pregunta es ¿por qué tienen que hacerlo?

 [00:04:13] Una madre estaba sosteniendo a su pequeña niña que había tenido varicela y las heridas se habían ya secado. Pero sabes que la niña estaba lánguida. Y tenía una pequeña bolsa de comida y cosas para ir a Boston, supongo y algunas cobijas. Y ella dijo: “Ya paso”, sabes que la hielera fue terrible, pero ahora se acabó. Y ahora vamos hacia el norte. Y dije: “Es un viaje largo y vas a donde hace frío pero vas a llegar, ¿eh?” Y ella dijo, “Dios quiere, ya voy”. Y ella solo apretó su mandíbula. Sabes que es como lo que tenemos que hacer. Sabes que voy a llevar a mis hijos allí. A la seguridad. Y los papás son exactamente iguales.

Anne Lewis [00:04:53] Sabes lo que me interesa cuando empecé a pensar es que Trump tiene razon de asustarse de estas personas.

Jennifer Harbury [00:05:01] Estas personas son personas increíbles.

 [00:05:05] Sabes que ya no somos hombres blancos puritanos. Quiero decir que eso cambió, se supone que el cambio se llama evolución.

Un agradecimiento especial a Angry Tias y Abuelas del Valle del Río Grande

Guías

Joyce hamilton

Elisa filippone

Glady Cañas Aguilar, Ayodandoles a Triunfar AC

Episódio 5: De Militar a Narcotroficante

Cuando la gente dice que el huyo forzado y actual de trabajadores y familias, el uso de la fuerza militar, los campos de concentración, la denegación de entrada para los refugiados, el arrebatamiento de niños de los brazos de sus madres y padres son nuevos en la Administración de Trump, tienen poca comprensión de nuestra historia. Es fácil encontrar ejemplos de todo esto – basados ​​en la creencia de que la América es racialmente blanca, ética y políticamente superior a otras naciones y pueblos, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras nacionales. 

Este podcast explora con Jennifer Harbury por qué tantos refugiados huyen de América Central a pesar de que conocen muy bien el peligro del viaje con secuestro, violación y tormento físico, y el potencial de tortura, encarcelamiento y deportación a través de nuestra frontera. 

La participación documentada de la CIA en los países del Triángulo del Norte comenzó en Guatemala en 1954 bajo el presidente Eisenhower y continuó a través de una paz negociada por la ONU en 1996. En la década de 1980, la Administración Reagan estacionó a miles de tropas estadounidenses para entrenar a los rebeldes de derecha en Honduras. En El Salvador, el Batallón Atlacatl, capacitado y financiado por los EE. UU., Mató a hasta 1,000 hombres, mujeres y niños en una aldea, y la Administración Reagan, bajo una política de contención de la Guerra Fría, lanzó una guerra en Guatemala que resultó en un estimado de 150,000 muertes de civiles, 85% cometido por escuadrones de la muerte entrenados en Estados Unidos. https://medium.com/s/story/timeline-us-intervention-central-america-a9bea9ebc148

Durante un siglo, el gobierno de los Estados Unidos ha intervenido en nombre de la United Fruit Company, las compañías de café, las compañías mineras y los dictadores de derecha en contra de los esfuerzos para la autoemancipación y la liberación de la población principalmente indígena. La idea del Destino Manifiesto (que los Estados Unidos bajo Dios deberían difundir la democracia y el capitalismo en todo el continente), seguida de la declaración de 1904 de Theodore Roosevelt de que somos “el poder policial internacional” en América Latina, ha proporcionado una base moralmente equívoca. 

¿Por qué deberíamos sentirnos responsables de los refugiados con solicitudes de asilo del Triángulo Norte centroamericana en los cientos de miles?


Refugiado Tamal en Gran Bretaña, A. Sivanandan expresó esto simplemente y bien. “Estamos aquí porque estabas allí”. 

Si miramos hacia el futuro, las ideas liberales de inclusión y humanidad compartida, aunque éticas y correctas, no nos llevarán muy lejos en contra de la administración actual. Los programas económicos como el nuevo plan Marshall propuesto por Julián Castro, aunque bien intencionado, parecen ser un malentendido de Europa occidental posterior a la Segunda Guerra Mundial y las condiciones actuales en el Triángulo del Norte. Agregue a ese escepticismo real sobre cuánto debe intervenir EE. UU. en las economías de otras naciones y cuánto podemos y haremos para mejorar las condiciones de los trabajadores en esas naciones. En cambio, podríamos buscar soluciones como el sacerdote de Columbia durante la era del cartel de Medellín, que propuso la legalización de los narcóticos, todos los narcóticos; o los esfuerzos para transformar los acuerdos comerciales, como el CAFTA, en algo que beneficie a los trabajadores agrícolas en sus países de origen al establecer estándares internacionales de salarios, beneficios y medioambientales; o apoyo a los sindicatos internacionales; o apoyo a los movimientos indígenas hacia la liberación y el control obrero; o incluso una promesa verdadera de que los militares de los Estados Unidos no participarán en ninguna capacidad de proporcionar armas, dinero y entrenar a torturadores y asesinos: cerrar la Escuela de las Américas / WHINSEC este noviembre en honor del 30 aniversario de la masacre de la Universidad Centroamericana. La lista de soluciones podría seguir y seguir basándose en los principios de la autodeterminación, el autoempoderamiento y el derecho internacional.

Título [00:00:00] Campamiento de refugio al orilla del puente. Matamoros, Mexico

Jennifer Harbury [00:00:03] Hablaré sobre Guatemala porque es de lo que más sé, pero el patrón es el mismo en Honduras y Salvador por seguro. El ejército guatemalteco se estableció para proteger las enormes plantaciones de la oligarquía. Entonces, alguien pide un salario mínimo? A esas personas las eliminan. Hay un proyecto sindical? Los eliminan.

 [00:00:21] Cuando la gente trata de levantarse porque sus hijos se mueren de hambre, levantan la increíble brutalidad. Harán que una mujer mire mientras sacarán las uñas de su bebé para que no busque más a su esposo. Eso le sucedió a Rosario Cuevas. Durante la espera de Pascua en 1985, fue un mensaje para el grupo, ya que los desaparecidos ya no buscarían a sus esposos o perderían a sus hijos.

[00:00:44] En 1954, el CIA acabo con 10 años de democracia en Guatemala. Empezó una matanza que duro 42 años. La Comisión de Naciones Unidas reportó que por lo menos 200,000 han sido matados, 83% Maya, y hay un estimado 1.5 millión de refugiados.

 [00:01:03] Después de que terminó la guerra, muchos de los oficiales militares superiores, especialmente dentro de la división de inteligencia, llevaban mucho tiempo manejando drogas. Comenzaron simplemente ayudando a los colombianos con franjas aéreas y luego sigió desde allí. Fue muy lucroso. Y ahora son altos capos de la droga por derecho propio. Para nosotros que estuvimos allí en los años 80, lo que realmente se nota es el mismo nivel de brutalidad. Dos mujeres de la masacre de Río Negro fueron encontradas en el basurero de la ciudad, y les habían sacado los dientes y cortaron los senos. Eso es de narcotraficantes y narcotraficantes que anteriormente fueron militares. Muchos de esos militares de la división de inteligencia también eran socios de la CIA, llamados posesiones. Informantes pagados. Mi esposo, Efraín Bámaca Velásquez fue torturado y asesinado durante un período de tres años por un equipo de oficiales de inteligencia militar de muy alto nivel, la mayoría de los cuales fueron entrenados en la Escuela de las Américas. 12 de ellos de hecho. Y muchos de los cuales también fueron pagados por la CIA de los Estados Unidos para compartir información de los diferentes prisioneros que fueron torturados, incluido mi esposo. Una vez que trabajas con la CIA, te protegen sin importar qué.


[00:02:21] Tamaulipas, este tramo del norte de México en la frontera sur de Texas, es realmente propiedad de los carteles. Esta es su estación de negocios. Los refugiados no tienen un centavo a su nombre, pero sus familiares en el norte, si son secuestrados, obtendrán entre cinco y diez mil dólares para poder salvar la vida de un niño o la vida de una hermana o la vida de un padre.  

[00:02:44] Entonces, los cárteles han descubierto que valen de cinco a diez mil cada uno. Por lo tanto, son un objetivo principal para el secuestro. Estas no son personas que vienen para pedir limosna. O entrar gratis un hospital. Quiero decir, esto es una locura. Nadie haría ese tipo de viaje a través de México y América Central para que pudieran comprar un auto nuevo.  

[00:03:14] Había un joven a quien le habían dicho una docena de veces que tenía que unirse a las pandillas locales o de lo contrario. Estaba en la categoría de edad de reclutamiento forzado. Ese es el momento favorito, de 15 a 20. Y cuando tenía 19 años, estaba casado y tenía un niño pequeño, y ellos volvieron y dijeron: “Ahora realmente tienes que ir con nosotros”. Y él dijo, “No quiero. No es el trabajo que quiero hacer. Simplemente no quiero.” Y dijeron que volveremos mañana y que vamos a matar a las personas más cercanas a ti. Así que huyó esa tarde con una esposa y el bebé llegó a Laredo, trató de cruzar varias veces y fue rechazado. Finalmente conseguimos que cruzara la esposa y al hijo. Él llamó a su casa para decirles que estaba a punto de regresar y traer a su mamá, a si hermano y si hermana. Y el sacerdote contestó el teléfono. Le dijo, “El día que se fue, a tu madre fue asesinado a golpes. También a tu hermano. Tu hermana pequeña, que tenía 12 años, fue violada en grupo y está en un hospital psiquiátrico. No vuelvas.” Entonces cruzó en la desesperación, en la desesperación … y fue detenido. Prisión. Y se le negó la fianza. ¿Por qué? Quiero decir que él también su esposa y su hijo salieron. ¿Por qué no fue liberado? Ese era un tipo diferente de separación familiar que era muy común. La mamá salía con el niño y el papá se quedaba en prisión. Esperó su audiencia, se le negó el asilo. Fue denegado en apelación y fue deportado.

[00:04:39] Cuando regresó recibí una llamada y dijo, “Estoy en las afueras de la capital ahora. Me estoy escondiendo. Pero voy a tratar de volver por mi hermana. Descubrí que tenía un bebé. Ella tiene 12. Así que voy a volver por ella y el bebé e intentaremos llegar a otro lugar.” Y eso es lo último que escuché de ellos.

 [00:05:03] ¿Qué influencia tenemos? Podríamos arrestarlos por tráfico de drogas. Podríamos extraditarlos. Podríamos publicar los archivos sobre ellos por genocidio, por tráfico de drogas y por tráfico. Nosotros no lo haremos. Todavía los estamos protegiendo. De modo que masas de personas están siendo explotadas aquí nuevamente. Y decimos que se están aprovechando de nosotros.

 [00:05:23] Para hacer que sea seguro para ellos ir a casa, debemos revelar a nuestros antiguos socios y no queremos hacerlo porque hablarán sobre lo que hicimos como sus socios. Así que también estamos protegiendo nuestros propios nombres.

 [00:05:41] Ahora tenemos mucha culpa en todo eso, no hace falta decirlo. Tenemos mucha responsabilidad. Y no estoy sugiriendo que todos bajemos la cabeza y nos sintamos mal. Estoy sugiriendo que hagamos algo al respecto. Al igual que obedecer los estatutos que tenemos, la ley nacional de EE. UU., Que exige que se les permita ingresar para solicitar asilo. Es de sentido común. También sugiero que legalicemos todas las drogas, tan alborotadas como suena, porque la ganancia es tan grande que la gente está dispuesta a realizar actos de extrema barbarie para proteger sus ingresos.

 [00:06:16] A deshacernos del monstruo con una ametralladora que está en la esquina del patio de recreo. Quiero decir, al menos hagamos eso.

Un agradecimiento especial a Angry Tias y Abuelas del Valle del Río Grande

Guías

Joyce Hamilton

Elisa Filippone

Glady Cañas Aguilar, Ayodandoles a Triunfar AC

Personal

Director / Editor Anne Lewis, NABET CWA 6186

Videógrafo Matthew Gossage

Entrevistas en español laura varela

Traducción Iris Rodriguez, Xica Media

Episódio 6: Nazis Entre Nosotros

Recuerdo el eslogan durante las protestas contra la guerra de Vietnam: “El fascismo es el imperialismo vuelto hacia adentro”. Supusimos que eso significaba que una vez que hubiéramos forzado el fin de la guerra (junto con los norvietnamitas), la clase dominante se volvería contra los trabajadores estadounidenses para explotación y ganancias en lugar de relativamente privilegiarlos. Ahora sabemos que es completamente posible tener tanto el fascismo como el imperialismo al mismo tiempo. El eslogan probablemente se basó en la definición de Lenin de imperialismo y fascismo como encarnado en el “capitalismo en descomposición”. También teníamos la ilusión de que el capitalismo colapsaría sobre sí mismo (tal vez ya en 1974) dándonos la oportunidad de construir un mundo mejor.

Le planteamos la pregunta a Jennifer Harbury: “¿Qué está pasando con nuestro gobierno: oportunismo político, nativismo o fascismo?” La respuesta de Jennifer se basa en su historia familiar, refugiados de los Países Bajos, donde el 70% de la población judía fue asesinada durante el Holocausto. Este webcast concluye la serie.

Aimé Césaire, de Martinica francesa, escribió en 1955 en su Discurso sobre la civilización.

Cada vez que se corta una cabeza o se echa un ojo en Vietnam y en Francia aceptan el hecho, cada vez que una niña pequeña es violada y en Francia aceptan el hecho, cada vez que alguien de Madagascar es torturado y en Francia aceptan el hecho, la civilización adquiere otro peso muerto, se produce una regresión universal, se establece una gangrena, un centro de infección comienza a extenderse …

los gestapos están ocupados, las cárceles se llenan, los torturadores alrededor de los estantes inventan, refinan, discuten.

Las personas se sorprenden, se indignan. Dicen: “¡Qué extraño! Pero no importa, ¡es nazismo, pasará! “

Y esperan y esperan; y ocultan la verdad a sí mismos … que han cultivado ese nazismo, que son responsables de ello, y que antes de envolver a toda la civilización occidental y cristiana en sus aguas enrojecidas, rezuma, se filtra y gotea de cada grieta.

Estamos, sin duda, en esto juntos. El cambio social tiene lugar cuando las masas de personas explotadas y oprimidas se levantan en solidaridad. Eso sigue siendo posible y necesario, pero solo con organización, imaginación, pasión, intelecto, cultura y moralidad. Nuestra relación con los refugiados que solicitan asilo en nuestra frontera y nuestra relación con los países donde se originan determinarán nuestro propio futuro.

Título [00:00:00] Desde la puente Gateway. Matamoros, Mexico.

Anne Lewis [00:00:01] He estado tratando de describrir qué demonios está pasando con nuestro gobierno. ¿Es oportunismo? ¿Es nativismo? ¿Es fascismo?

Jennifer Harbury [00:00:11] Sabes, mi padre estaba en Holanda. Hitler estaba despotricando y delirando en Alemania, diciendo lo mejor era la raza aria. Son esas personas obscuras que han invadido nuestro país las que necesitamos expulsar, tenemos que deportarlos. Mi padre tenía 11 años cuando escuchó eso y todos salieron corriendo de allí y sobrevivieron. Sus otros parientes que huyeron de Alemania y llegaron a Holanda, dejaron todo y dinero para los boletos del barco y no salieron de Holanda. Pero él y mi tía y otros miembros de la familia cuando escuchan a Trump hablando así, les da pesadillas porque todos dicen lo mismo. Es como, “Hemos escuchado eso antes”. Solo en aleman.

 [00:00:53] Sabes que lo escuchamos en la radio por la noche, nuestro padre lo escuchaba todas las noches, tratando de evaluar lo que iba a suceder.

 [00:01:00] Vemos a un supremacista blanco sintiéndose amenazado, tratando de gritar que tenemos que luchar ahora y expular a estas personas oscuras de regreso a sus países de mierda como dijo Trump. Quiero decir que es absolutamente racista en la lengua. Lo sé cuando le digo a la gente en los puentes, “Bienvenido, mi papá también era un inmigrante. Como todos lo somos. Me mirarán y quedarán muy perplejos por eso. Y Me doy cuenta de que sabes que el término “inmigrante” se ha convertido en un epíteto racial.

 [00:01:31] ¿Y cómo puede ser eso?

Anne Lewis [00:01:34] Bueno, no creo que Hitler haya hecho que mucha gente pregunte correctamente.

Jennifer Harbury [00:01:38] No. No, nadie iba a ir allí. Pero fue como “tirarlos”. Correcto.

Anne Lewis [00:01:45] Correcto.

Jennifer Harbury [00:01:46] Exactamente.

Anne Lewis [00:01:46] Expulsando a la gente.

Jennifer Harbury [00:01:46] Sí.

Anne Lewis [00:01:47] Lo que estamos haciendo es …

Jennifer Harbury [00:01:49] … expulsando a la gente … de facto, ya sabes, al no permitirles cruzar al puerto de entrada y pedir asilo. Estamos haciendo un ataque preventivo.

 [00:02:03] La ira que siento cada vez que veo guardias de la patrulla fronteriza, aduanas, oficiales de los EE. UU. Que expulsan a la gente. Y yo aqui con mi herencia, ¿verdad? Sabes, acabo de ver a la gente expulsado de regreso a la Isla Ellis de vuelta a la Alemania nazi, cierto, y solo siento esta ira.

[00:02:24] Tengo un joven periodista de Sierra Leona que escribió en contra de la mutilación genital femenina y en favor de los derechos de los homosexuales y fue expulsado del país. Llegó aquí trabajando para los equipos internacionales en la crisis del Ébola, lleno de imágenes positivas de los ideales occidentales y la democracia y los derechos humanos y otras cosas … y cruzó el puente en Laredo legalmente y solicitó asilo. Y de repente se encontró esposado. Está desesperado y ahora se está rompiendo.

Anne Lewis [00:02:56] ¿Dónde está él?

Jennifer Harbury [00:02:57] Está en el centro de detención de Laredo el Río Grande.

Anne Lewis [00:03:04] ¿Cuánto tiempo ha estado allí?

Jennifer Harbury [00:03:04] Tres años.

 [00:03:13] Todos estos lugares están a cargo de compañías privadas que administran los sistemas penitenciarios.

[00:03:19] Entonces, cuando una mujer descubrió en una llamada telefónica que su hija acababa de ser asesinada en su casa, estaba llorando histéricamente. Y las otras mujeres en el dormitorio formaron un círculo alrededor de ella y estaban tomados de la mano y haciendo una procesión y poniendo las manos sobre ella y tratando de abrazarla y cosas para que se sintiera mejor. Entonces los guardias entraron corriendo y gritaron: “¡Saben que no pueden tener ningún contacto físico entre ustedes! ¡Dejen de tocarse en este momento, los estamos metiendo en el agujero por estas violaciones!” Y tuvieron que dar un paso atrás y dejar a la mujer llorando sola.

 [00:03:54] Esas son las historias que escuchas día y noche. Ya sabes, una mujer mayor que vio a su hermano morir asesinado básicamente y su hijo estaba con ella ese día y se habían mudado por todo el país tratando de alejarse de las pandillas que querían matarlo porque eran testigos. Ella tuvo varios hijos más pequeños y un nuevo esposo. Entonces toda la familia huyó aquí. Fueron atacados en el sur de México. Fueron secuestrados en un momento. La visité en el refugio de Reynosa. Y le dije: “Sabes que está bien. Ahora no se van a llevar a tus hijos. Puedes intentar cruzar el río”. Y ella dijo que no, que muchos de los niños se están ahogando. Y sé, por ejemplo, que hace poco, una madre estaba amamantando a un bebé y tenía un niño de 2 años y otro de 3 años en el bote y el niño de 3 años se cayó. Y gritó a los barqueros que se detuvieran para poder sacar a su hijo. Y él dijo: “No nos detenemos en el río”, y continuó. Entonces el niño se ahogó. Entonces ella y muchos otros simplemente dijeron que no hay nada peor que ir al río por un niño pequeño. Dijo, “Sabes que, no vamos a hacer eso. Pero esperaré aquí todo el tiempo que pueda. Pero ni siquiera puedo cruzar la calle, nos secuestrarán.” Y hablamos sobre lo que sucedería una vez que ella entrara y tratara de pedir asilo.

[00:05:12] Y sabes que debido a que es una pandilla, muchos tribunales de asilo dicen que no es represión gubernamental. Sí, es represión gubernamental. Y no es que puedas ir a la policía y pedir protección. Ella entendió que podría ser deportada. Y lo que decidió que iba a hacer tan pronto en cuanto llegara a los Estados Unidos, iba a pedirle a su ex cuñada que adoptara a sus hijos. Y ella iba a tratar de convencerla de que hiciera eso. Y ella dijo de esa manera, “Si me deportan, me matarán. Pero al menos sabré que están los niños a salvo aquí. No serán míos, no volverán conmigo, pero al menos sabré que he encontrado un lugar seguro para ellos.” Y esta es una mujer grande y tranquila de unos 40, 45, supongo. Y luego me miró directamente a la cara y dijo: “¿Adoptarán a algunos de mis hijos, si ella no los acepta a todos?”

 [00:06:05] Sabes, le digo a mucha gente cuándo dicen que la grabación de llanto de los bebes es falso…pero les pregunto que cuando esto termine, ¿qué le dirán a sus nietos cuando te pregunten cómo esto paso? Y la gente se encoge.

Título

Un agradecimiento especial a Angry Tias y Abuelas del Valle del Río Grande

Guías

Joyce Hamilton

Elisa Filippone

Glady Cañas Aguilar, Ayodandoles a Triunfar AC

Personal

Director / Editor Anne Lewis, NABET CWA 6186

Videógrafo Matthew Gossage

Entrevistas en español laura varela

Traducción Iris Rodriguez, Xica Media

Imagen de portada en la primera sección fue hecho por Cristy C. Road. Parte de la colaboración Visions from the Inside.

Conéctate con la artista en: Twitter Instagram Website

Imagen de portada en la primera sección fue hecho por Mata Ruda. Parte de la colaboración Visions from the Inside.

Conéctate con la artista en: Instagram Website 

Iris Rodriguez

Iris Rodriguez is a Network Producer / Digital Strategist / Musical Artist / Author at Xica Media. If you enjoy the work we do, please donate to sponsor/support Xica Nation and Xica Media networks: http://paypal.me/xicamedia

Leave a Reply

×
×

Cart